El histórico Mercury de Ford

11 de Octubre de 2017

La histórica marca Ford tenía un vehículo estándar y el Lincoln como coche de lujo. Ford necesitaba un vehículo de gama media y fue con esta necesidad cuando nació el  Ford Mercury.

Cómo era el Ford Mercury

En cuanto al diseño, el departamento de desarrollo de la marca del óvalo elaboró el primer coche, el Mercury Eight o el Super Ford, que contaba con un motor de 95 HP. Su diseño aerodinámico impactó en el mercado, siendo diseñado por primera vez con la base de un modelo de arcilla.

En el periodo que va desde 1930, cuando se presenta, hasta 1938, llegaron a producirse 17.000 unidades. La producción fue a tal ritmo que incluso sorprendió a la marca. Estas cifras consiguieron alcanzar los 155.000. A pesar de ello, todo se frenó por la Segunda Guerra Mundial.

La producción volvió en 1946, pero con ligeras modificaciones sobre el modelo que se fabricaba en 1942. Aun así, para 1950 se vendieron 1 millón de unidades. Con estos resultados, fueron ambiciosos y Mercury lanzó su primera transmisión automática, de nombre Merc-O-Matic, en toda la gama desde el año 1951.

Mercury muy versátil para Ford

A la carrocería le llegó un rediseño al cambiar de estilo, con toques aerodinámicos en los paragolpes o faros con hoja envolvente de metal. A mediados de los años 50, el público empezó a personalizar sus Mercury. Para 1960 entraron dos modelos nuevos, el Comet y el Meteor. El Comet era en la época un compacto de elegancia, y el Meteor una alternativa de tamaño más reducido.

En el año 1967 se presentó el Ford Mercury Cougar, otro clásico de gran impacto a nivel de ventas. Cuando años después llega la crisis del petróleo en los 70, Mercury lanzó coches más pequeños fabricados en el viejo continente, caso del Capri y el Bobcat. A pesar de esta competencia, continuaron produciendo los modelos anteriores, e incluso una nueva generación del Cougar, en concreto el XR-7, de gran éxito a nivel comercial.

En los años 80 Mercury quiso captar a un sector más grande del mercado, con modelos nuevos, tales como el Grand Marquis y el Lynx.

Además de ellos, en 1986, el Mercury Sable destacó, pues tenía un coeficiente aerodinámico muy bajo, lo que repercutía favorablemente en un consumo de combustible óptimo y reducido.

En la década de los 90 se amplió la gama con una minivan, de nombre Villager, a la que no tardó en sumarse en 1997 el SUV Mountaineer, que consiguió llamar la atención de los más jóvenes.

En el siglo XXI, Mercury busca mejorar el rendimiento, un consumo más eficiente y reducir las emisiones. Además de esto, se intenta unificar el diseño de la marca, unificando la parrilla frontal.

Por desgracia, la gran crisis económica, que también afectó a otras compañías norteamericanas, como Pontiac u Oldsmobile, ha hecho que Ford decidiera cerrar Mercury, una marca que fue bastante importante en el mercado norteamericano y que nos ha quedado para la historia.

Autos Montalt: Concesionario oficial Ford en Valencia.

Otras noticias que te podrían interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer estadísticas del comportamiento de los usuarios en este sitio web y mejorar nuestros servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre cookies aquí ×